Paso del Cristo

   El paso del Cristo fue diseñado por Don Honorino Buendía y su autor es Claudio Martín. Es de estilo barroco de línea muy movida, tallado en madera de Flandes (1957). El respiradero frontal dorado en 1957 por el maestro sevillano Don Alfonso. En 1960, Manuel Vela Estradas de Sevilla termina de dorar el paso y los 6 candelabros barrocos de Claudio Martín y el herrero Ángel Delgado Muñoz. Faldón de terciopelo color granate (2003). Necesita 30 costaleros para portarlo.

La historia del paso

Boceto del paso
Boceto del paso

   El 8 de diciembre de 1956 se emprendió un viaje a Sevilla, donde acompañados por el Hermano Mayor de la Hermandad hispalense de San Bernardo, Don Antonio Filpo Steevens, vieron varios pasos de Cristo tomando amplias notas. El 15 de diciembre, sobre el encerado, el D. Honorio Buendía aboceteó lo que sería el frente del respiradero.

 

   Muchas dudas se presentaron a la Junta de Gobierno sobre la posibilidad de poder ejecutar la obra en talleres de Don Benito o encargarla a Sevilla. Don Celestino Vega Mateos, gran conocedor de las primorosa artesanía de nuestros tallistas, decanta la elección.

 

   Se encarga el trabajo al tallista de Don Benito Claudio Martín Soriano formado en los talleres sevillanos, auxiliado por los oficiales Palomo de Sevilla y Fernando García de Paredes de nuestra ciudad, y siguiendo la pauta del Sr. Buendía, que ofrece la idea general de la obra, se tallan los respiraderos. Llevan cartela central con escudo de la Hermandad y de la ciudad, y en los laterales atributos de la Pasión de Nuestro Señor.

 

   Esta obra va sujeta y desmontable sobre la parihuela ejecutada por el maestro carpintero Ernesto Martín Díaz, padre de Claudio, auxiliado por el oficial Ramón Rodríguez. Se montó para estos trabajos un taller en una cochera de la calle Ancha. Sobre esta obra, más recogida de dimensiones, va la canastilla toda de talla calada  con cuatro esquinas de bella factura que la enmarcan.

   Aprovechando la estancia en Don Benito del maestro dorador de Sevilla Don Alfonso, que terminaba de dorar el Altar Mayor de la Parroquia de Santiago, la Junta decide dorar sólo el respiradero central.

 

   Se dió por terminada la obra la misma tarde que empezaba el Quinario de 1957, quedando el paso colocado ante el presbiterio con la Imagen del Santísimo Cristo entronizada. Sobre las cuatro esquinas de la canastilla se colocaron faroles de latón dorado, regalados por la Sra. Condesa de Campos de Orellana.

 

   Se trajo de Sevilla al capataz Don Francisco Espadero Rodríguez y dos contraguías. Se buscaron 24 costaleros entre cargadores y obreros.

 

   En la noche del Miércoles Santo tuvo lugar el primer ensayo de los costaleros en el interior de la Parroquia, el paso era portado a costal. El estreno oficial del paso en la procesión tuvo lugar en la noche del Jueves Santo de 1957.

 

   Tras la tercera salida del paso, la Hermandad decidió terminar su dorado. Se adquirió oro fino en láminas encargándose de la adquisición el entonces director del Banesto D. Lázaro Calvo Urda. Se le encargó el trabajo al dorador Manuel Vela Estrada y en noviembre de 1959 se inició la obra en el coro de la Parroquia.

   Además para rematar el paso se encargó la construcción de seis candelabros a Claudio Martín y el herrero Ángel Delgado Muñoz. Los cuatro candelabros de las esquinas soportan cinco codales, mientras que los dos candelabros laterales lleban tres codales. Totalmente dorado, el paso quedó montado para el Quinario de 1960.

 

   En la década de los años 80 el paso fue reformado, colocándole ruedas que sustituyeron a los costaleros. A finales de la misma década se compuso y fortaleció en los talleres de Manuel Carmona.

 

   En el año 1997 fue reformada la canastilla en el taller hispalense de D. Roberto Jiménez Mariano, además se retiraron las ruedas y se adaptó la parihuela para ser portada a los hombros de los costaleros. El paso fue portado nuevamente por costaleros en la Semana Santa de 1998 gracias al empeño e insistencia de D. Pedro Dueñas.

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de los Dolores

- Don Benito (Badajoz) -

Comentarios: 0

REVISTAS