Santísimo Cristo de la Buena Muerte

   La Imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte se encuentra bajo el arco de piedra labrada perteneciente a la portada de la desaparecida Capilla de la Soledad en la Parroquia de Santiago.

 

   La talla fue donada por la Condesa de los Campos de Orellana Doña Luisa Torre Galeano. Es una obra del escultor sevillano, Don Antonio Castillo Lastruchi. Fue tallada en 1939 y está considerada como una obra de arte. Fue restaurado en el año 1994 por Juan Abascal, profesor de Bellas Artes de Sevilla.

Himno

Cristo de la Buena Muerte

Recibenos en tus brazos.

Recibenos en tus brazos.

 

Al pie de tu Cruz salvadora

descansa el dolor de la tarde

y un ramo de rojos claveles

salpicados con tu sangre.

 

Cristo de la Buena Muerte

Recibenos en tus brazos.

Recibenos en tus brazos.

 

Al fin se durmieron tus ojos

cautiva la luz, la esperanza

en vela estuvo la noche.

 

Cristo de la Buena Muerte

Recibenos en tus brazos.

Recibenos en tus brazos.

 

Tu cuerpo clavado en un árbol

es grito y dolor de los pobres

es llanto por todos los muertos

que en tus brazos hoy se acogen.

 

Cristo de la Buena Muerte

Recibenos en tus brazos.

Recibenos en tus brazos.

 

Tu Cruz proyecta en el tiempo

marcando el compás de la historia

y alumbra el camino hacia el Reino

en el pecho de tu Gloria.

 

Cristo de la Buena Muerte

Recibenos en tus brazos.

Recibenos en tus brazos.

 

Ramón Capilla, C.M.F.

Milagro del Cristo

   Los días previos a la primera salida procesional de la Hermandad fueron días tensos, plagados de visitudes y contratiempos a veces tan dramáticos como el suceso que María Luisa Mellado refirió en su artículo "Por Primera vez", publicado en la Revista Cruz de Guía de 1955:

 

   Días antes, con ocasión de las obras que se realizan en la Parroquia de Santiago hubo que retirar la Imagen del alto lugar que ocupaba. La empresa no era fácil. Un obrero se ofrece voluntario a realizarla. Se le iza atado a una fuerte soga y emprende su tarea. Mas apenas desclavada la enorme cruz, la cuerda empieza a ceder. Unos después de otros se rompen sus hilos, sólo de uno queda pendiente. Aterrados, mudos de espanto los que presencian la escena, sin posible auxilio, esperan la inminente catástrofe. El pobre obrero advierte el peligro y trémulo de pavor, pero lleno de Fe se abraza fuertemente al Crucificado. La cruz comienza a descender lentamente hasta llegar suavemente al suelo. Se ha salvado la Imagen y el infeliz carpintero que a su protección se encomendara en tan terrible trance.


Antonio Castillo Lastrucci

Antonio Castillo Lastrucci
Antonio Castillo Lastrucci

   Antonio Castillo Lastrucci (Sevilla, 27 de febrero de 1882 - 29 de noviembre de 1967) fue un escultor especializado en imaginería religiosa, que trabajó principalmente en Andalucía, aunque se encuentran obras suyas en diferentes puntos de la geografía española, siendo la de este Cristo de la Buena Muerte de Don Benito una de las pocas que viajó hasta Extremadura.

 

   Fue discípulo del escultor Antonio Susillo Fernández. Catillo Lastrucci fue el imaginero del siglo XX que revolucionó el arte de la imaginería con su amplia producción artística. Dentro de su amplia gama imaginera, destacan los 37 crucificados que realizó entre 1935 y 1964, cada uno con su propio sello y expresando divinidad, relajación, serenidad y dulzura, carácterística propia del autor que evitó el dramatismo y el exceso de sangre en sus imágenes.

   Los Crucificados muertos de Castillo Lastrucci, se encuentran en una fase post mortem, con la cabeza inclinada hacia el lado derecho, pupilas dilatadas, boca entreabierta y dientes superiores tallados. Igualmente evitó mostrar la violencia que supuso la crucifixión, realizando las manos abiertas y con los dedos ligeramente flexionados. El sudario estaba inspirado en los cánones barrocos, sujetos por un lazo en el costado derecho, que se mantiene al descubierto. Todos fueron realizados con 5 llagas y sujetos a la cruz arbórea y cilíndrica por tres clavos.

Cristo de la Buena Muerte, Sevilla
Cristo de la Buena Muerte, Sevilla

   Ha trabajado para importantes Hermandades sevillanas como la Macarena, la Esperanza de Triana o la Hiniesta. Precisamente es en esta última Hermandad, la Hiniesta, para cual talló un Cristo de la Buena Muerte muy parecido al de Don Benito. Dicho Cristo procesiona desde el barrio de San Julián todos los Domingo de Ramos.

 

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de los Dolores

- Don Benito (Badajoz) -

Comentarios: 0

REVISTAS